Carta abierta a...

Carta abierta a Lola Kirke

No voy a extenderme mucho, pero los comentarios de los últimos días me han ‘obligado’ a escribirte estas líneas, Lola. Confieso que, a pesar de haber visto las fotos de la alfombra roja de la última gala de los Globos de Oro, no fue hasta que vi circular artículos en Twitter que me di cuenta del horror: no te habías depilado las axilas. Qué mal, ¿verdad?

 

Qué mal que eso se convirtiera en noticia, quiero decir. Porque independientemente de que yo personalmente lo considere más o menos estético, me parece increíble que a estas alturas de la vida nos sigamos escandalizando por algo así.

 

Pero de qué me sorprendo. Si hay un mundo en el que la imagen tiene máxima importancia, ese es Hollywood. No eres la primera, y espero que tampoco la última, en aparecer en una alfombra roja de una forma tan natural. No se trata de convertirse en abanderada de nada ni de reivindicar una causa que muchos consideran perdida, sino de mostrar simple y llanamente que no depilarse es una opción como teñirse el pelo o ponerse pendientes.

 

No lo considero un acto heroico, aunque reconozcamos que requiere cierta dosis de valentía y una gran confianza en sí misma. Lo que espero es que sirva para ayudar a normalizar algo que ya debería de ser normal, a que no haya más artículos sorprendiéndose y, peor aún, mofándose. Y, ¿sabes qué? Lo que más pena me da de todo esto, y sinceramente te lo digo, es que muchos de esos artículos estén escritos por mujeres. He dicho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *